Inicio.

 «La palabra más soez y la carta más grosera son mejores, son más educadas que el silencio»

– Friedrich Nietzsche
Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar